Diálogos & Nuevos Retos

La Fundación promueve mecanismos de gobernabilidad con espacios de participación política, que regulen e incentiven la transparencia y el adecuado desempeño de la institucionalidad democrática de los países. Tiene como principal tarea la disminución de las condiciones de desigualdad, no solo en género sino también en sectores sociales, políticos, ambientales y económicos. Aunque las áreas de trabajo son multitemáticas, la Fundación promueve la integración de dichos temas como hilo conductor para la garantía de derechos fundamentales en la democratización de la sociedad como conjunto. Dentro de estas áreas de acción, se encuentran el trabajo constante a favor de la juventud a través de la promoción de la formación, el arte y la cultura, además de la constitución política de espacios que promuevan la justicia transicional en sociedades con crecientes deudas políticas históricas como en Centroamérica, por mencionar algunas.

Publicaciones

DiscrimiNaciones

Un libro que busca sacudir los paradigmas y los estereotipos discriminatorios y excluyentes frente las personas LGBTI+. Busca aportar a la resistencia, a la eliminación de la clausura, censura y negación de todo lo relacionado a la orientación sexual, identidad y expresiones de género fuera de la norma hegemónica binaria heterosexual. 

Del Manifiesto Feminista

Formamos parte de las luchas que protagonizan mujeres que defienden sus tierras y los recursos de sus pueblos, incluso arriesgando su vida, amenazadas por el extractivismo, las empresas transnacionales, y los tratados de libre comercio; contra las viejas y nuevas formas de explotación.

Financiamiento climático en Centroamérica: una mirada desde la descentralización energética

 

 En los últimos años, la agenda internacional ha reconocido la necesidad de apostar por el acceso a la energía como un elemento clave en la búsqueda del desarrollo. En 2015, se presentó un hito político importante: en el marco de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, 193 países suscribieron la meta de garantizar el acceso universal a energía asequible, confiable, sostenible y moderna. El contar con servicios energéticos es indispensable para avanzar en el proceso de desarrollo sostenible, ya que tiene impactos positivos en la reducción de la pobreza, e implica mejoras en la salud, la equidad de género, la educación y el acceso a otros servicios de infraestructura (Cafod et al., 2014). Además, la transformación de los sistemas energéticos, hacia unos más sostenibles y eficientes, es crucial para afrontar el cambio climático, la amenaza más seria para la erradicación de la pobreza.

Contacto

Ingrid Hausinger de Kafie

ingrid.hausinger@sv.boell.org

T. (503) 22746812