En El Salvador, la lucha contra la mina Cerro Blanco tiene rostro de mujer

Mirna, Cidia y Nelly son tres salvadoreñas que luchan contra la mina canadiense, Cerro Blanco, ubicada el municipio de Asunción Mita, fronterizo con El Salvador. La mina canadiense de Bluestone Resources amenaza con contaminar la cuenca alta del río Lempa, la fuente de agua para tres millones de salvadoreños. Todo pasa ante la mirada indiferente del Gobierno de El Salvador, y la permisividad del Gobierno Guatemalteco.

CONTENIDO ESPECIAL DE CAROLINA AMAYA Y LOIDA AVELAR. ILUSTRACIÓN: VICTORIA DELGADO  

Desde nuestra oficina regional, como Fundación Heinrich Böll, apoyamos el trabajo y acompañamos las luchas de las mujeres por la defensa del agua, de los territorios, contra los proyectos que afectan la vida y los derechos humanos, y por crear redes de resistencias atraviesan los cuerpos, como elemento clave para la Protección Integral Feminista. Apoyamos a a las Mujeres Ambientalistas de El Salvador y al Movimiento Ecofeminista para reivindicar los derechos de biodiversidad en el marco del Ecofeminismo. Estamos del lado de las Mujeres Ambientalistas, del Movimiento Ecofeminista, ACAFREMIN y Colectivo Madre Selva de Guatemala.  Ahora más que nunca, es urgente poner un alto a la contaminación generada por las actividades mineras que amenazan ecosistemas compartidos por las poblaciones de Guatemala y El Salvador. 

En El Salvador está prohibida la minería desde 2017. Pero, las actividades y permisos en Guatemala, sumado al silencio del gobierno salvadoreño, ponen en riesgo el agua del río Lempa que sirve a 3 millones de salvadoreños. Por el momento, nadie nos protege de #ElAcechoMinero

Este reportaje fue realizado con el apoyo de la International Women’s Media Foundation (IWMF) como parte de su iniciativa de ¡Exprésate! en América Latina.

Agua Transfronteriza y Minería en Centroamérica

Análisis Cerro Blanco

El legado de la minería metálica en El Salvador