Nicaragua 2018: El año de la Rebelión

Nicaragua 2018: El año de la Rebelión

Esta publicación es un resumen, un recuento de lo que Revista Envío ha escrito este año sobre las vísperas del estallido en Nicaragua; sobre las inolvidables jornadas de resistencia cívica y de rebelión popular vividas desde abril.

Abril 2018 quedará grabado para siempre en la conciencia nacional de Nicaragua.

La desproporcionada respuesta represiva del régimen contra las primeras protestas ciudadanas hizo estallar el volcán. Nadie lo presintió, pero eran incontables las razones que anunciaban que ocurriría.

Una década de autoritarismo sin límites convirtió el estallido en una insurrección de la conciencia nacional. La juventud universitaria la inició y a la juventud la siguió la gente, muchísima gente, cada vez más gente. Desde hacía años había muertos y terror en las zonas rurales y Managua, León, Masaya, las ciudades del Pacífico, parecían dormidas.

Al despertar, levantaron al país entero.

¿Cómo fue posible? No por una conspiración desde fuera, sino por la mucha lava acumulada dentro.

Los volcanes no avisan.

---------------------------

Esta publicación es un resumen, un recuento de lo que Revista Envío ha escrito este año sobre las vísperas del estallido, sobre las inolvidables jornadas de resistencia cívica y de rebelión popular vividas desde abril.

Cabe mencionar que esta publicación especial no aborda los hechos recientes suscitados al cierre del año en Nicaragua, en los que el Gobierno del Presidente Daniel Ortega expulsó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), incumpliendo de esa forma el acuerdo firmado que instaló el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), para darle continuidad en el terreno a la severa crisis sociopolítica que atraviesa el país. El Gobierno de Nicaragua, de hecho, suspendió el miércoles 19 de diciembre la misión del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni).

Previo a estos lamentables hechos, el Parlamento Nacional dominado por el Ejecutivo canceló la personalidad jurídica a las organizaciones no gubernamentales Cisas, Cinco, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade) y Hagamos Democracia, el Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILS) y Fundación del Río. Además, la Policía allanó el edificio donde funcionan las revistas digitales Confidencial y Niú, y los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche, el cual el Gobierno querría vincular con el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco).

Sin duda, estos amargos precedentes abren grandes interrogantes: ¿Hasta cuándo cesará la crisis de represión totalitaria en Nicaragua? ¿Qué le espera a Nicaragua el próximo año? ¿Cuándo volverá la paz?

Le intivamos a descargar la revista en su versión digital, aquí. 

Related Content

  • Nicaragua: Los primeros 100 días

    Al cruzar el umbral de sus primeros 100 días la rebelión cívica que exige el fin de la dictadura familiar de Daniel Ortega y Rosario Murillo, Nicaragua vive momentos de profundo dolor y desgarramiento, y al mismo tiempo se aferra a la esperanza de un cambio democrático con justicia.

    By Carlos F. Chamorro
  • El páramo nicaragüense

    El grisi siknis es una enfermedad conocida por provocar mareos, náuseas; la gente entra en estado de trance, es la enfermedad de la histeria colectiva y de la amnesia, es –dicen– la enfermedad de la catarsis en un contexto de extrema pobreza y desesperanza. La antropóloga Jessica Martínez cree que es una enfermedad más espiritual que física. Es la enfermedad de los miskitos en Nicaragua, es la enfermedad de la que se lee con cierta regularidad en los medios de comunicación nicaragüenses. Pero ésa no es mi historia, no es la historia que escribo, mi historia es otra cosa.

    By Martín Cálix, Contracorriente.red
  • Protestas en Nicaragua dejan tres muertos, heridos y un presidente cuestionado

    Tres días de protestas contra las reformas al Seguro Social de Nicaragua han dejado un saldo de tres fallecidos, decenas de heridos y un gobierno que reprime en la calle y censura a los medios de comunicación. Empresarios, defensores de derechos humanos y la embajadora de Estados Unidos piden calma al gobierno de Ortega.

    By El Faro.net

0 Comentarios

Add new comment

Add new comment